11 Consejos para ser más Productivo. ¡Deja de Procrastinar ahora!

¿Tienes problemas para arrancar tu proyecto? ¿Sientes que pasas la mayor parte del día perdiendo tu valioso tiempo? He aquí unos consejos para mejorar tu productividad.

Empezar el día, para muchas personas, suele ser bastante difícil. Para la mayoría, concretar las distintas metas o sueños suele ser una ardua tarea, ya que en los tiempos modernos, la distracción abunda.

Amigos, redes sociales, fiestas, entre otros factores, nos imposibilita para concretar lo que realmente es importante.

Todo ésto, está generando una profunda frustración en la mayoría de las personas, que no logran ‘dar en el blanco’, se sienten desilusionados, pensando que jamás lograrán cumplir sus sueños. Y claro, si no tomamos cartas en el asunto, probablemente así sea.

Afortunadamente, existen técnicas para poder programar nuestro cerebro, algunas más técnicas, otras más abstractas, pero con estos simples consejos, es probable que emprendas un buen rumbo.

Retoma la importancia de mantener el foco, ten fe, y ahora pon atención a estos simples pero efectivos ‘tips’ que te harán dejar de procrastinar y te pondrán en acción hacia una vida más exitosa, valiosa y con más sentido. Empecemos.

He aquí unos consejos prácticos para hacer tu día más productivo, basado en algunos autores, y otros consejos del editor.

11 consejos para ser más productivo

1. Empieza tu día temprano.

Quizá suene simple (porque lo es), pero es en este punto donde la mayoría de las personas falla.

Existe algo en empezar tu día temprano, que te otorga una ventaja por sobre el resto, ya que muchos suelen quedarse hasta el mediodía, incluso más tarde, acostados en su cama.

Aprovecha la luz del día, ésta nos da energía para empezar de la mejor manera nuestro trabajo y/o proyectos. No menosprecies el poder de la luz. Esto además te permitirá realizar tus primeras actividades en silencio, ya que a primera hora de la mañana el ruido es escaso.

Puedes utilizar esta ventaja para meditar, leer o hacer algo de cardio liviano, para activar tu cerebro y empezar tu día de manera fresca y calma.

2. Haz tu cama.

Sí, cómo lo oyes, hacer tu cama puede parecer algo muy banal, pero no lo subestimes. La explicación es simple: te hace sentir realizado a primera hora del día.

Haciendo ésto, estás entregando una señal de haber logrado una meta, por muy insignificante que parezca, lo cual hará que los demás objetivos propuestos para tu día, sean más fáciles de realizar.

Hacer la cama como primera cosa del día, es algo que heredamos de la milicia, y para bien, es un hábito de la gente exitosa. Verás que con un simple ajuste, empezarás mejor tu día.

3. No utilices tu celular a primera hora del día.

Este punto será complicado para muchos, pero tiene su lógica. Si empiezas el día con distracciones, adivina qué tendrás el resto del día…así es, más distracciones.

Procura acostarte con el celular en modo de avión, y vuelve a activarlo cuando ya hayas hecho una buena parte de tu rutina matutina.

Tus amigos pueden esperar, tranquilo, que nadie te va a dejar por estar desconectado un par de horas. Sé fuerte, puedes hacerlo, simplemente no lo utilices. Recuerda esta frase: «si ganas la mañana, ganas el día».

4. Ten a mano una libreta.

Si hay algo que todas las personas exitosas, multimillonarios o incluso tu celebridad fitness favorita tienen en común, es lo siguiente: son organizados.

La mejor forma de ser organizado es tener un registro de lo que haces, y hay algo en la escritura de ‘puño y letra’ que hace manifestar tus deseos, metas y logros de manera más potente. Es una forma de decirle al universo que estás presente y que tienes ambición en lograr lo que te propones.

Algunas ideas de lo que puedes escribir en tu libreta son:
– Metas para el día: proponte a lo más 3 metas que necesites o desees cumplir en un día.
– Tu progreso en el gimnasio: anotar tus rutinas, tus pesos, tus repeticiones, tu dieta, etc, te puede servir de mucha ayuda para progresar en tus objetivos físicos.
– Agradecer: el poder de dar las gracias por lo que tienes, de alguna manera, atrae más cosas buenas, nunca dejes de agradecer.
– Tus sueños u objetivos a largo plazo: apunta siempre a lo más alto.

5. Echa a andar tu cerebro.

Ya sea salir a caminar, meditar, leer un libro o el periódico, o incluso bailar al ritmo de la música, es importante activar tu cerebro a primera hora del día.

Recuerda que este es el músculo más importante, o el segundo después del corazón, así que dale el mismo respeto y cuidado que le das a los demás. Sin éste, no puedes producir, cuida tu cerebro, ya que tus resultados dependen de él.

También es importante que mantengas una buena hidratación y una dieta densa en nutrientes. Evita los alimentos procesados, el alcohol en exceso o las drogas.

Dale a tu cuerpo buenos alimentos como frutas, verduras, frutos secos, legumbres, etc. Y procura beber unos 2 litros de agua al día.

6. Aplica el principio de Pareto.

Este principio se le atribuye a Vilfredo Pareto, sociólogo italiano, quien ideó esta teoría, que básicamente dice lo siguiente: el 80% de los resultados, proviene del 20% de las actividades que realizas.

Por supuesto, no necesariamente tiene que ser 80/20, puede ser 90/10, 85/15, da igual, lo importante es entender que la mayor cantidad de las consecuencias, provienen de una pequeña porción de las causas.

¿Qué quiere decir ésto? Que te enfoques en lo importante. Si notas que a determinada hora, es donde más produces, céntrate en esa hora, y utiliza el resto para descansar o disfrutar la vida. El autoconocimiento es importante, y todos funcionamos de maneras distintas.

Otro ejemplo podría ser con tu entrenamiento. Si ves que tus resultados provienen principalmente de ciertos tipos de ejercicios, entonces centra tu energía en esos ejercicios.

Se puede aplicar hasta con tus amistades; si notas que el 20% de tus amigos te aportan el 80% de tu felicidad, ya sabes qué hacer con el resto.

El principio de Pareto es algo realmente interesante, si te fijas y miras a tu alrededor, te darás cuenta de que esta proporción aplica a la mayoría de las cosas en la vida.

La clave aquí, es centrarse en lo que más importa, lo que mayor productividad te trae, lo que mayor felicidad te trae, lo que mejores resultados te trae, ya entiendes la idea.

7. Complementa el punto 6 con la ley de Parkinson.

Ambos puntos (Pareto y Parkinson) funcionan muy bien en conjunto, si deseas hacer las cosas de manera más efectiva. La ley de Parkinson nos dice que acortes el plazo de algún determinado proyecto. Es decir, evita dejar para un mes más, lo que puedes hacer en un día.

Es probable que si limitas el tiempo de entrega de algún proyecto, logres cumplirlo de mejor manera a que si lo postergas. Pero, ojo, que esto no quiere decir que dejes para última hora las cosas, sino todo lo contrario, haz lo más importante primero, acorta los plazos, para que vayas chequeando tus objetivos más rápido, para así poder pasar al siguiente.

Nunca olvides combinar las ‘2P’, Pareto y Parkinson. Te será de muchísima ayuda.

8. Rodéate de personas con objetivos afines al tuyo.

Hay una frase que dice: «Si caminas solo, llegarás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos». No te olvides de ésto, es importante que encuentres tu ‘tribu’, gente que tenga las mismas aspiraciones que tú tienes.

Por otro lado, es fundamental que no te rodees de personas que te hundan o no te aporten en tus proyectos de vida. Si te enfrentas a este problema, lo más sano para ti es tomar distancia, enfocarte en lo importante y salir adelante.

No permitas que otras personas arruinen tus sueños. Decir que no, no es malo, si lo utilizas con el fin correcto, no tengas miedo a negar las cosas que no te aportan felicidad.

9. Empieza de a poco.

No es necesario que de la noche a la mañana, pases de trabajar 40 horas semanales a 80, incluso, hacer tal cosa podría ser más perjudicial que beneficiosa. Procura siempre ir paso a paso.

Es algo muy común, ver a personas muy motivadas con algo, casi obsesivas, pero sólo les dura un par de semanas.

Como cuando tu amigo te dice que se metió al gimnasio, y que va todos los días durante 3 horas. Le hablas al mes siguiente y te dice que ya lo dejó. Eso es porque te estás fatigando antes de obtener resultados.

Todo en la vida requiere de un proceso de adaptación, por eso es importante que empieces primero con lo esencial (como en los 2 puntos mencionados arriba), y que luego, con el tiempo, le vayas adhiriendo más cosas, en la medida que ya estés adaptado a las condiciones que requiera tal tarea o tal trabajo.

Por ejemplo, si vas al gimnasio, empieza yendo 2 a 3 veces por semana, en un tiempo limitado.

También aplica para las inversiones, si eres una persona con escaso conocimiento en la bolsa, no sería óptimo que utilices los ahorros de toda tu vida para invertirlos en un mercado del que no tienes idea.

Empieza con una inversión pequeña, y en la medida que vayas aprendiendo, anda incrementando tu trabajo.

Recuerda que muchas de las empresas más exitosas del mundo, tales como Amazon, Microsoft o Google empezaron en un garaje. Si ellos empezaron de abajo, también deberías hacerlo tú. Además, eso te permitirá cometer errores que no te costarán una millonada.

10. Crea el ambiente necesario para lograr tus objetivos

Hay algo que nos caracteriza tanto a los seres humanos, como al resto de la naturaleza: todos seguimos el camino de menor resistencia

Por ejemplo, las plantas no crecen en la punta de la montaña, si no en los valles. O los ríos pasan entremedio de las montañas y no por sobre éstas. ¿La razón? siempre en la naturaleza veremos que se sigue el camino que ejerza menor resistencia.

Esto también aplica a los humanos. Si quieres hacer dieta, pero tu familia y amigos son amantes de la comida chatarra, será difícil. Si quieres dejar el alcohol, pero trabajas en un bar, pasará lo mismo. 

Por esta razón, si quieres ser más productivo, debes crear el ambiente necesario para producir mejor. Algunas ideas pueden ser:

  • Limpiar tu zona de trabajo y deshacerte de lo que no utilices.
  • Aislar ventanas y puertas del ruido externo.
  • Ordenar y archivar tus documentos de trabajo.
  • Rodearte de personas productivas, como en el punto 8.

11. Sé consistente.

La consistencia es fundamental. Esto fortalece nuestro cerebro, nos permite ir progresando día a día, semana a semana o mes a mes.

Recuerda siempre tener una rutina. Siempre se habla de rutina en forma peyorativa, pero no hagas caso, tener una es fundamental para progresar y no procrastinar.

Algunos psicólogos dicen que tener una rutina es esencial para mantener un buen ritmo circadiano, el cual sería de mucha ayuda si lo que queremos es andar de buen ánimo.

Para mantener una buena rutina, recuerda el punto de tener un ‘diario’ o una libreta, ya que anotar tus quehaceres o labores para el día, te hace tomar responsabilidad de manera más efectiva. Y, tomar responsabilidad es lo que necesitas hacer si quieres tener una vida próspera.


Espero te sean de mucha ayuda estos 10 consejos que hemos dejado más arriba. Si los tomas, es probable que en semanas notes cambios en tu estado de ánimo, y en tus niveles de productividad.

*Nota: este artículo fue inspirado en grandes autores, tales como Tim Ferris o Jordan B. Peterson.

Si te ha gustado este artículo, comparte en redes sociales.

Un saludo cordial.


Puedes seguir a Fitness Integral en Facebook & Twitter.

Fitness Integral es una revista dedicada al entrenamiento, la salud holística y el desarrollo personal. Encuentra aquí todo lo que necesitas saber, para alcanzar tus objetivos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad